11 oct. 2011

PRINCIPIOS DE UN BUEN ESKRIMADOR.
1.- EL VERDADERO ESKRIMADOR SOSTIENE FIRMEMENTE SU OLISI HASTA EL DIA DE SU MUERTE. Para un eskrimador los olisis representan sus diferentes vidas. Muchos instructores les dicen a sus alumnos: SI NO TIENES TU OLISI O SI NO LOS TRAES AL ENTRENAMIENTO COMO PODRAS APLICAR LAS TECNICAS QUE VOY A ENSEÑARTE?” Quiero hacer énfasis en que los bastones representan tus virtudes como artista marcial. El bastón, no es solo un bastón, es una extensión de ti, es una extensión de tu mano, pero también de tu espíritu. El olisi representa el conocimiento que has adquirido. 2.- EL ESKRIMADOR Y EL OLISI SON UNO. Como muchas cosas en la vida, la personalidad de alguien se puede ver en la forma en que entrena. En otros deportes, la auto disciplina que se muestra en los entrenamientos refleja la forma en que te comportas. Un alumno comprometido aprenderá más rápido que uno que no muestre un interés particular, sus movimientos serán más meticulosos, y tendrá siempre en la mente la meta de progresar. No importa la situación, el estado de ánimo del eskrimador refleja siempre su forma de entrenar.
3.- EL ARTE DE LA MANO ES EL ARTE DEL OLISI. Como es sabido, la mano es la fuente de la fuerza que manipula el olisi, es la mano la que sostiene el bastón, el bastón no sostiene y domina a la mano. Muchos maestros se niegan a enseñarles a sus alumnos que el trabajo de la mano vacía no es el inicio del kali, pero si la evolución del mismo. Cada movimiento de kali puede traducirse a técnicas usando bastones, o a técnicas de mano vacía y viceversa. Como se mencionó, el olisi es una extensión del cuerpo del eskrimador y tiene el potencial para ser tan diestro como la mano. 4.- SI ALGUIEN LE ARROJA UN PUÑO DE ARROZ A UN ESKRIMADOR CONSUMADO, NINGUN GRANO PODRA GOLPEARLO. El grano de arroz mencionado de esta manera es una analogía, una piedra tendría mucha más fuerza al ser aventada. Es más durante hemos escuchado frases como ser tan rápido y fuerte como una piedra, uno debe ser lo suficientemente veloz para deflectar una lluvia de piedras o comentarios de este estilo. En el arnis no se usa de esta manera, la frase “ni un solo grano de arroz podrá golpearlo” es una reflexión, es la forma como un eskrimador respondería cuando alguien le aviente el puño de arroz, ya sea simplemente parándose a un lado y evitar los golpes, o usando algún golpe específico como el abanico o alguna técnica basada en giros para deflectar los mismos, o incluso un buen eskrimador puede desarmar la mano que aventara los granos antes de que estos sean arrojados. El arroz es un grano insignificante pero que tiene un rol fundamental en Filipinas, simplemente siendo la base dietética de los Filipinos, el arroz representa el conocimiento del arte de kali eskrima al ser consumido y digerido por toda la población. Hay un dicho que dice “la forma en que uno cocina su arroz” hace referencia a la manera en que entrenamos, siendo esto fundamental en el aprendizaje del arte. Si el arroz se cocina muy rápido y a temperaturas elevadas, el resultado es un arroz quemado, lo mismo sucede en el entrenamiento, al entrenar de esta manera no adquirirá el aprendizaje adecuado, no podemos tener técnicas avanzadas sin dominar las técnicas básicas. Un alumno puede aprender algunas técnicas interesantes, pero estas serán inútiles si no se tiene una forma adecuada de ejecutarlas. Por el otro lado un entrenamiento muy lento llevara a un decremento, el alumno se estancara en su entrenamiento, siendo este muy lento aprendiendo solo alguna cosa por periodos muy largos y esto no nos llevara a una educación adecuada. El alumno debe ir creciendo y sentirse cómodo con ese crecimiento y con el potencial de crecimiento. Cuando el arroz esta cocinado es digerible. No importa cuánto tiempo cocines una piedra, siempre será una piedra. Es una responsabilidad del instructor la manera en que “cocina su arroz” y del alumno, la manera en que consume ese conocimiento que se le otorga. El arroz puede crecer, esparcirse y producir más granos de arroz, esto es lo mas simbólico para un artista marcial al lograr que nuevas generaciones busquen aprender su arte y que un arroz crezca del que se planto tiempo atrás, como el conocimiento que tiene raíces y da vida a otro artista marcial.
5.- EL CERILLO Y LA VELA REPRESENTAN EL APRENDIZAJE DE UN ARNIS CON DISCIPLINA. La vela es el alumno, el cerillo es el maestro y la luz es ese flujo de conocimiento. El instructor es el catalizador cuando se transmite la información al alumno, como el cerillo que prende la vela. La luz es el conocimiento del deporte honorable, puede alumbrar de una forma increíble o apagarse dependiendo del alumno, como una flama el amor por el kali Eskrima Arnis puede extinguirse pero también puede tomar más fuerza y con una instrucción adecuada el deseo por el arte puede alumbrar de una mejor forma en que lo hacía anteriormente. 6.- EL ARTE DEL KALI ESKRIMA ARNIS ES COMO EL VIENTO: PUEDES SNETIRLO PERO NO PUEDES VERLO. Un arnisador debe tener un fuerte sentido de la realidad, estado siempre alerta de lo que lo rodea o de cualquier situación que pueda presentarse. Esto es de lo más difícil de explicar, lo más fácil sería decir que es como el amor, la alegría, son emociones que sentimos y podemos entender pero no sabemos de dónde vienen, donde están, no sabemos que despertó ese sentimiento, pero aun así los entendemos y actuamos en base a ellos, es una fuerza motivadora que se encuentra siempre en nuestra mente. El arnisador sabe que tiene las habilidades y sabe que estas nos dan una paz interior, el entrenamiento ayuda a disminuir el estrés y las emociones negativas. Por eso se parece al viento, el arnis es como el amor. 7.- MINIMO ESFUERZO, MAXIMO EFECTO. Los movimientos más exagerados o “exóticos” no son los más efectivos, uno puede neutralizar a un oponente como movimientos simples pero efectivos, así como uno puede evitar una confrontación con las palabras adecuadas y con el curso adecuado de la acción más que con acciones que la compliquen. 8.-LA FORTALEZA DE UN ESKRIMADOR ES COMO LA FORTALEZA DE UNA MONTAÑA Como una montaña, las gentes pueden cortar sus árboles, quemar los pastos y abusar de ella, pero siempre y a pesar de todo seguirá siendo una montaña. La vida siempre regresa, los arboles y el pasto crecerá y volverá a haber un equilibrio. Un buen eskrimador es como la montaña, debemos de sustentarnos en nuestras creencias, hay muchos sacrificios que debemos hacer para tener éxito y el camino no es sencillo, como todo en la vida lo que cuesta más trabajo es lo que más se disfruta y aprecia, un eskrimador pelea por sus creencias incluso si otros piensan que el sistema no es efectivo o bueno, un instructor enseña con firmeza y determinación de esa manera un instructor lograra generar el honor y la pasión por el arte.
9.- UN BUEN ESKRIMADOR RESPETA A SUS OPONENTES INCLUSO DURANTE LA PELEA Un verdadero eskrimador nunca golpea o usa sus conocimientos para lastimar o por su propio beneficio, incluso en estos días, un eskrimadro tiene el espíritu del guerrero, el honor y respecto por los demás ya sean o no artistas marciales. El control es fundamental en las artes marciales un poco mas de fuerza es la diferencia entre inconsciente y muerto. Por otro lado es igual de importante el control mental que el control físico, debemos aprender a ignorar las burlas. Cuando confiamos en nuestras habilidades no nos importara lo que otros opinen, el actuar en forma desmedida ante las burlas no es adecuado y esto da la diferencia entre un verdadero eskrimador o una persona que entrena kali eskrima arnis. 10.-EL MEJOR INSTRUCTOR ES EL QUE PUEDE DAR ESPERANZA A SUS ALUMNOS EN BASE A LA ESCENCIA DE SER UN VERDADERO ESKRIMADOR. Un verdadero instructor no sega a sus alumnos en el camino del arte, la verdad es que no hay un arte marcial mejor la grandeza de los sistemas se basa en que tan bien los practicantes aplican sus habilidades en la vida, no en el dojo, es fundamental que apliquen las cualidades que han aprendido en este arte, el ser un buen eskrimador es similar a ser un buen individuo es encontrar el balance en la vida. Hay mucha gente que se auto nombra GRAND MASTER, instructores de fin de semana que se quieren llenar de honor y gloria y que sus virtudes se basan en una película barata de artes marciales. Un verdadero instructor, un verdadero eskrimador tiene los pies en la tierra y la cabeza sobre los hombros, manteniendo una visión clara de las cosas. Un verdadero eskrimador mantiene el corazón y la mente abiertos a las revelaciones y a cualquier cosa que mejore y los haga crecer en el camino para ser cada día un mejor artista marcial. MARAMING SALAMAT LALO PALOMARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario