10 mar. 2011

VACIA TU TAZA PARA QUE PUEDAS SER UN MEJOR PELEADOR.

VACIA TU TAZA PARA QUE PUEDAS SER UN MEJOR PELEADOR.



VACIATE DE TODO
MANTENTE EN CALMA Y SERENO
TODAS LAS COSAS EMPIEZAN A TENER FORMA Y A VOLVERSE ACTIVAS
PERO PUEDO VER COMO REGRESAN A SU FUENTE
COMO LA NATURALEZA QUE CRECE Y FLORECE
PERO REGRESA A LAS RAICES DE DONDE NACIO.



En la mayoría de las escuelas de artes marciales se tienen ejercicios para desarrollar el timming, el equilibrio, mecanizar las técnicas y aumentar la sensibilidad. Practicas las técnicas y eventualmente lograras dominarlas y desarrollar habilidades esenciales para neutralizar a tu oponente.

Cuando te encuentras en una situación muy especial relacionada con el arte marcial, como un torneo o una situación en la calle, habrá cosas que echen abajo todas tus habilidades de artista marcial, puedes perder la paciencia, ponerte nervioso, tenso, tener la visión en túnel, u olvidar como respirar, y peor aún, todo esto se puede presentar súbitamente y al mismo tiempo.

Un día, haciendo sparring con Grand Master Atillo, me acuerdo que hice un movimiento de defensa que no me había enseñado, pero salió en forma natural, la sonrisa que vi en su cara, me dio a adivinar que está pensando “no está mal, no está mal”.

Por supuesto, al hacer un análisis el resto de la pelea estuve pensando mucho en que tenia que hacer , como actuar durante esa sesión de sparring y al actuar de esa forma, mis brazos, piernas y cabeza lo pagaron.

Esto me lleva a la fluidez que se genera en una pelea. Tu entrenamiento debe crear un instinto natural, haciendo movimientos que te hagan fluir sin necesidad de hacer un gran esfuerzo durante el combate.

Lo comparo con lo que decía Lao Zi “vacíate de todo”.

GM Atillo hacia énfasis en la importancia de vaciarte a ti mismo y no pensar en nada durante una pelea, debes estar en el ahora y responder en forma natural usando las cosas en las que has entrenado y aprendido, para mi es más fácil decirlo que hacerlo, pero se resume en “practica – practica – practica”.


COMO LA NATURALEZA QUE CRECE Y FLORECE
PERO REGRESA A LAS RAICES DE DONDE NACIO:

Hay que buscar regresar siempre a los movimientos básicos, a las bases, los orígenes, tus movimientos no tienen porque ser complicados, es mejor dominar 3 o 4 técnicas que miles en las que no tienes un completo control, la simplicidad es la clave.


MANTENTE EN CALMA Y SERENO:

Mantén la compostura, puedes tener sentimientos de odio, miedo, coraje, pero siempre debes mantenerte calmado, es la primer línea para que diplomáticamente resuelvas los problemas y esa es la mejor técnica de defensa personal.


TODAS LAS COSAS EMPIEZAN A TENER FORMA Y A VOLVERSE ACTIVAS:

Fluye y adaptate a cada movimiento, adáptate a la forma para volverte activo.

¿No es esto lo que hace que el arte marcial filipino sea arte marcial filipino?

La fluidez puede hacer caer a tu oponente en un falso sentimiento de seguridad y darte la ventaja de crear un movimiento que lo sorprenda, como la calma antes de la tormenta. Por otro lado la fluidez puede ser como un tsunami y así puedes atacar y destruir a tu oponente.


Cuando estas relajado puedes fluir, moverte sin gastar energía y con más velocidad


La fluidez es algo muy personal, si puedes hacer propio el arte marcial filipino a través de una práctica constante y diligente, con un análisis constante, podrás fluir y no importa que arte marcial practiques, simplemente al fluir surgirá el peleador, no el arte.


MARAMING SALAMAT
LALO PALOMARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario