18 oct. 2009

LAS 5 CLAVES OCULTAS QUE MEJORARAN TU TECNICA. 2

HOLA A MIGOS, COMPLETO ESTE TEXTO DE LAS 5 CLAVES OCULTAS QUE MEJORARAN TU TECNICA, ESPERO LES AGRADE

3. Entrena las técnicas en posiciones diversas.

¿Por qué aprender de pie a golpear con el puño, si lo puedes hacer sentado?Durante el proceso de aprendizaje el principio de "divide y vencerás" es, sin duda, una de las estrategias esenciales. Cuando entrenamos una técnica en una posición distinta en la que luego vamos a utilizarla, damos una ocasión al computador central a que concentre su atención en una sola parte de las fases de ejecución. Yo comprendo que uno se puede sentir más o menos ridículo pateando tumbado en el suelo, en cuclillas, o agarrado a la pared, pero en cada una de estas posiciones estamos aislando los principales músculos que intervendrán en la técnica cuando la apliquemos en pie. Al hacerlo podemos concentrarnos mucho más adecuadamente en lograr una correcta aplicación del punto 2 de este artículo, convirtiéndonos en verdaderos avaros con nuestra energía. Generalmente uno descubre entonces lo inútil que es tensar grupos musculares que en el fondo sólo actúan accesoriamente en la ejecución de las técnicas modulando su ejecución, en lugar de realmente intervenir directamente en ella; grupos que el neófito tensa inadecuadamente lo cual le resta velocidad y, en consecuencia, potencia. Lo mismo es cierto cuando al ponernos en situación distinta a la habitual cuestionamos el equilibrio de un modo distinto almacenando datos que nos permitirán valorar y gestionar mucho mejor los movimientos compensatorios que cada técnica implica en las áreas que no se comprometen directamente en la ejecución de cada técnica.Romper las rutinas en el entrenamiento abre siempre perspectivas nuevas, conscientes o inconscientes, que nos permitirán acelerar el aprendizaje.

4. ¡El mundo "al reves"!

Siguiendo esta clave poderosa ya enunciada de romper con las rutinas, te propongo poner el mundo al revés. Haz de los ataques, defensas y de las defensas, ataques. Haz arriba de tu oponente lo mismo que haces abajo, cambia tu derecha por tu izquierda, tu izquierda por tu derecha. ¡Pon el mundo patas arriba!Cuando uno practica una técnica de defensa como ataque o al contrario, está explorando la "cara oculta" de la misma, cerrando el círculo en la mente apostando por la versatilidad. Las técnicas rápidas ejecutadas lentamente, las lentas rápidamente, haz de lo circular rectilíneo y de lo recto, circular; el rosario de opciones es casi infinito para hacer de la paradoja tu aliado.Ver las cosas desde ángulos distintos ofrece al cerebro una ocasión para reconsiderar y afirmarse en lo aprendido, dimensiona tus habilidades y genera un apoyo firme para ser creativo. Si tus combinaciones favoritas empiezan con brazos, para terminar con piernas, hazlo al contrario, si primero intentas proyectar hacia delante para luego aprovecharte de la energía defensiva del oponente hacia atrás intenta la combinación opuesta; lo menos que ocurrirá es que descubrirás porqué esas y no otras son tus favoritas y a lo mejor hasta te sorprendes sorprendiendo a tus compañeros con una vena creativa que te hace desconcertante en el combate.

5. Observa la naturaleza.

Aplica cada cosa en el combate"La teoría se ve en la práctica" reza el antiguo proverbio. Una técnica que no se contrasta en el combate, como el cuchillo que no se usa, nunca se afila. Las técnicas mejores son aquellas que surgen como resultado de la presión que ejerce la habilidad de un compañero de entrenamiento. Cuando uno se harta de que le entre siempre una combinación debe comenzar a visualizar el conjunto de acciones que la neutralizará, entrenarlo primero solo, después en compañía y por fin aplicarlo con nuestro desafiante compañero para aprender si funciona o no. En tal proceso la depuración técnica alcanza sus mayores cotas de excelencia, la realidad siempre es la más dura prueba con la que contrastarnos y la Maestría siempre deviene del roce continuo con ella. Sus argumentos siempre son incontestables, la naturaleza, la realidad última, es el único Maestro que nunca se equivoca, por ello siempre ha sido fuente de inspiración para los budokas en todas las latitudes. Atacar con el poder de una ola rompiendo en la playa, golpear como un rayo, moverse como un felino, estirarse como una grulla, deslizarse como una nube, envolver al contrario como una ráfaga de viento, estrangularle como una boa constrictor… los ejemplos son bien conocidos pero penetrar en su misterio sólo conoce un camino: Entrenar, entrenar y entrenar… y después… entrenar; así pues, ¡buen entrenamiento!

No hay comentarios:

Publicar un comentario